La génesis de la Declaración sobre los defensores de los derechos humanos

Se debe esperar hasta el comienzo de los años 1980 (más de treinta años después de la adopción de la Declaración universal de los derechos humanos) para que emerja la necesidad de proteger mejor a las personas que, por su labor de promoción y protección de los derechos humanos, enfrentan numerosas amenazas y riesgos.

La  Comisión de derechos humanos de las Naciones Unidas (remplazada desde entonces por el Consejo de derechos humanos) es la encargada de llevar la reflexión sobre esta temática.

En febrero de 1980, la Comisión insta a todos los gobiernos a alentar y brindar apoyo a las personas, grupos y órganos de la sociedad civil que promueven y protegen los derechos humanos.

Un año más tarde la Comisión va más adelante, agregando que condena los maltratos y toda forma de represalia hacia las personas o grupos que defienden los derechos humanos.

El conjunto de estos trabajos preparatorios lleva a que en 1985, durante su sesión 44, la Comisión de derechos humanos tome la decisión de formar un grupo de trabajo encargado de redactar una Declaración sobre los defensores de los derechos humanos.

 

La creación de un grupo de trabajo

Dicho grupo es compuesto de 43 Estados miembros de la comisión, de 8 estados no miembros, de la Organización internacional del trabajo y de ocho ONG, de las cuales Amnistía Internacional y la Comisión internacional de juristas.

A principios de los años 1990, y con el objetivo de superar las oposiciones ideológicas existentes, se crea un grupo informal de discusión. Este grupo se reúne de forma regular y debe elaborar un proyecto de texto basado en las discusiones que se dieron en el marco del grupo oficial de trabajo.

Después de una profunda revisión, articulo por articulo, un texto consolidado es presentado al grupo de trabajo que lo adopta de forma parcial en febrero de 1997. El grupo de trabajo debe pronunciarse sobre algunos puntos sensibles de la Declaración, lo cual pospone su aprobación final.

 

La adopción de la Declaración 

La fecha del cincuentenario de la Declaración universal de los derechos humanos se acerca y la Comisión de derechos humanos toma conciencia de la oportunidad histórica de adoptar ese mismo año la Declaración sobre los(as) defensores. Por lo tanto, la Comisión insta al grupo de trabajo que presente un proyecto de texto para su aprobación en su próxima sesión.

La Comisión de derechos humanos adopta por su resolución 1998/7 el proyecto de Declaración sobre el derecho y la responsabilidad de individuos, grupos y órganos de la sociedad de promover y proteger los derechos humanos y libertades fundamentales universalmente reconocidos. 

Finalmente, el 9 de diciembre 1998, en las vísperas del  aniversario de la DUDH, la Asamblea general de las Naciones unidas adopta formalmente la Declaración en su resolución 53/144.

La Asamblea general desea ir más allá y garantizar la efectividad de la Declaración, por lo que adopta una resolución el 8 de marzo 1999 estableciendo de forma oficial el concepto de “defensor de los derechos humanos”.