logo ONU

Los métodos de trabajo

No hay contenido disponible por el momento.

Los métodos de trabajo

El rol principal del Relatoría especial es la protección de las personas defensoras de los derechos humanos. Se trata tanto de la protección de estas personas como de la protección de su derecho a defender derechos humanos. Para ello, la Relator especial sigue métodos de trabajo alineados con el código de conducta que todas las Relatorías deben respetar.

 

Los métodos de trabajo consagrados en el mandato de la Relatoría especial

 

  • Los contactos con distintos actores implicados

 

Para realizar sus misiones, La Relatora debe comunicarse con las personas pertinentes en materia de defensa de los derechos humanos. 

 

Se reune con las personas defensoras de los derechos humanos para recopilar sus testimonios sobre la situación que enfrentan en sus respectivos países.      

 

Encuentro con defensores de Brasil en julio de 2015

 

Mantiene también contactos regulares con los Estados, por ejemplo durante eventos internacionales como las sesiones anuales del Consejo de derechos humanos de las Naciones unidas en Ginebra o durante las sesiones de la Asamblea general de las Naciones unidas en Nueva York. Asimismo, puede organizar encuentros bilaterales al margen de reuniones de mayor envergadura.

 

Finalmente, puede desarrollar contactos con otros actores importantes para el ejercicio de su mandato y de sus actividades como por ejemplo, con parlamentarios, representantes de organizaciones intergubernamentales, grupos de Estados, cortes regionales (como la Corte europea de derechos humanos), etc.

 

  • Las comunicaciones

 

En el marco de su mandato, la Relatora examina casos individuales de violaciones de los derechos humanos cuyas victimas son personas defensoras. Es la forma principal con la cual la Relatoría brinda apoyo directo a estas personas.

 

Las informaciones trasmitidas a la Relatoría por la vía de las comunicaciones pueden tener distintos orígenes. Por ejemplo, autoridades del Estado, medios, ONG o defensores y defensoras de los derechos humanos pueden presentar un caso de violación de los derechos humanos de un defensor.

 

Cuando recibe dicha información, la Relatoría averigua si el caso se enmarca en su mandato. Si es así, procede a todas las verificaciones adecuadas para asegurarse de la credibilidad de la alegación y de la fiabilidad de la fuente que entregó la información.

 

Una vez hechas las averiguaciones, la Relatoría se comunica con representantes del Estado donde habría ocurrido la violación. 

 

Para ello, la Relatoría dispone de dos medios principales:

 

-       El llamamiento urgente. Sirve para informar sobre violaciones que estarían por ocurrir o que ya estarían ocurriendo. El llamamiento se puede realizar, por ejemplo cuando un defensor o una defensora reciben amenazas de muerte.

-       La carta de alegación. Sirve para informar sobre violaciones que ya se habrían producido. Por ejemplo, se usar á la carta de alegación cuando la Relatoría está informada de violaciones un tiempo después de su realización, por ejemplo, cuando se asesinó a defensores.

 

Mientras el Estado no ha contestado la comunicación, el caso sigue siendo tratado de manera anónima. Una vez que el Estado haya enviado una respuesta, el caso se hace público y puede ser integrado al informe sobre comunicaciones que la Relatoría publica regularmente.

 

Las comunicaciones sirven para informar a los Estados lo más rápido posible y así darles la posibilidad de investigar y de poner un fin a las violaciones de los derechos humanos de las personas defensoras.

 

En estos tipos de comunicación, la Relatoría pide a los Estados tomar todas las medidas posibles para investigar los hechos de violación de los derechos humanos y para que se le comunique los resultados de la investigación y de las medidas tomadas en consecuencia.

 

Algunas cifras: Entre el 1er de diciembre de 2013 y el 30 de noviembre de 2014, el Relator especial Michel Forst envió 231 comunicaciones à 84 Estados, de las cuales 128 llamamientos urgentes et 103 cartas de alegación.

 

  • Las visitas y misiones en los países

 

El mandato contempla la organización de una a tres visitas oficiales al año. Para ello, la Relatora debe recibir una invitación oficial por parte del Estado. Ciertos Estados envían invitaciones permanentes mientras que para otros Estados se debe desarrollar acciones para que se acepte de manera oficial la visita del Relator.

 

Las visitas en terreno son una oportunidad única para informarse sobre la situación de los defensores y de las defensoras en un país. Por lo general, estas visitas duran entre una y dos semanas. Aprovecha su visita para reunirse con las autoridades pertinentes del Estado, con las instituciones independientes en materia de derechos humanos, los representantes de las Naciones unidas, los mecanismos regionales si es que existen, los medios de comunicación, los defensores y ciertas organizaciones de la sociedad civil. 

 

Durante sus visitas, la Relatora aborda temas como, por ejemplo:

 

  • las violaciones que sufren las personas defensoras de los derechos humanos locales,
  • la calidad del entorno en el cual los defensores desarrollan sus actividades,
  • los esfuerzos de las autoridades para proteger los defensores y para luchar contra la impunidad.

 

Después de cada visita, la Relatora especial publica un informe en el cual comparte sus conclusiones y recomendaciones para mejorar la situación de los defensores en el país visitado.

 

  • Los informes

 

La Relatora comunica regularmente mediante informes al Consejo de derechos humanos y a la Asamblea general de las Naciones Unidas.

 

El relator presenta:

  • sus acciones pasadas,
  • las conclusiones y resultados de proyectos que ha desarrollado y
  • formula recomendaciones para mejorar la situación de los defensores y las defensoras de los derechos humanos.

Dichas recomendaciones proporcionan indicaciones concretas a los distintos actores  involucrados con la protección de los defensores, por ejemplo, evidenciar a tal Estado que su legislación no está conforme con el derecho internacional o que no protege lo suficiente las personas de los derechos humanos.

 

Algunos informes pueden ser temáticos, por ejemplo, la situación de las mujeres defensoras de los derechos humanos.

 

Otros informes pueden enfocarse en un solo país. Es el caso de los informes que realiza la Relatora después de una visita oficial en terreno.

 

Los métodos de trabajo puntuales de las y los Relatores especiales

 

Algunos métodos han sido desarrollados de forma puntual, adaptándose a la necesidad de mejorar la comunicacion sobre sus acciones y con las personas defensoras de los derechos humanos.

 

Les presentamos a continuación algunos ejemplos:

 

  • Las consultas

 

La Relatora puede organizar consultas temáticas y regionales. Esto le permite reunirse con defensores y defensoras y escuchar sus testimonios sobre los desafíos que enfrentan. En el marco de estas reuniones, la Relatora especial analiza junto a los defensores las amenazas que enfrentan, los métodos de protección que existen y las soluciones posibles para mejorar su situación.

 

  

Taller durante consulta regional en Kampala

 

Estas consultas son también una oportunidad para que la Relatora especial pueda presentar la misión du su mandato y sus objetivos de trabajo así como los distintos medios de protección para las personas defensoras de los derechos humanos.

 

La Relatora especial puede recopilar informaciones sobre la manera en que los defensores perciben los mecanismos de protección y cuales son sus expectativas con respecto a la acción de la Relatora especial.

 

  • Los talleres y conferencias

 

La Relatora especial trata en la medida de lo posible de asistir a todos los eventos a los cuales esta invitado, en particular a los eventos que se enfocan directamente en la situación de los defensores de los derechos humanos. Se puede tratar de reuniones intergubernamentales, conferencias, coloquios internacionales o regionales, seminarios, eventos públicos, talleres de formación o encuentros académicos

 

Estos eventos son para la Relatora una oportunidad única para presentar sus actividades, la Declaración sobre defensores de los derechos humanos y para llamar la atención sobre la situación de las personas en todo el mundo. 

 

Saber más sobre las misiones y objetivos de la Relatoría especial.

Para Proteger a los Defensores, su experiencia en nuestro sitio es una prioridad. Es por eso que utilizamos cookies para nuestro legítimo interés en mejorar su experiencia de usuario. Al continuar su navegación, acepta el depósito de cookies, protegiendo a los defensores.

Noticias